El Señor Del Sabbath - Mariana Palova

Título: El Señor Del Sabbath (La Nación De Las Bestias #1).
Título Original: El Señor Del Sabbath (La Nación De Las Bestias #1).
Saga: La Nación De Las Bestias - 1° de ?.
Autora: Mariana Palova.
Editorial: Autopublicado - Independiente.
Fecha de Publicación: 28 Febrero 2017.
ISBN: 9781539900061
N° de Páginas: 449
Goodreads

Sinopsis: “—Oye… ¿No estás harto de tener miedo? ¿No quisieras tener la certeza, por primera vez en tu vida, de que no estás loco? ¿De que todo lo que ves y lo que te pasa… es real?” Durante casi toda su vida, Elisse ha sido acosado por criaturas horripilantes que al parecer, nadie más puede ver ni escuchar. Desesperado por huir tanto de ellas como de su pasado, decide marcharse de la mística India para sumergirse dentro de la Gran Hechicera Nueva Orleans, con la esperanza de volver a encontrarse con su padre quien, por motivos desconocidos, tuvo que abandonarlo siendo apenas un bebé. Pero lo que él no sabe, es que en esa ciudad sepultada por una misteriosa niebla y devorada por furiosos huracanes, se encontrará con mucho más que las respuestas a los enigmas de su inquietante vida: un secreto, tan ancestral como extraordinario, que se oculta entre los pantanos de Luisiana, en los muros helados del cementerio de Saint Louis y hasta en su propia sangre. Mitos, cultos y leyendas; la humanidad tiene miles, pero Elisse está a punto de descubrir que solo existe una verdad. Los abismos lo observan. Sus pesadillas lo persiguen. Y ahora, su instinto lo guiará a la batalla. ¿Tienes el valor de entrar a su mundo? 

Gracias a la autora por el ejemplar para esta reseña.


Opinión Personal:


Esta reseña será muy especial para mi, en primer lugar porque es la primera reseña que realizo de un escritor independiente, en segundo es la primera lectura conjunta que realizo y en tercer lugar porque estoy segura de que será de las pocas reseñas en la que habrá puras cosas positivas.  Conocí este libro porque varios bloggers que sigo lo compartían mucho en Instagram y hablaban puras maravillas de el, es por ello que me entro la curiosidad y los deseos de leerlo, así que me anime a contactar con la autora, que debo decirles es un amor de persona y súper sencilla además de amable, me invito a participar en la lectura conjunta del mes de Mayo, sé que no participe tanto como me hubiera gustado pero entre mi laptop que quiere morir y mis problemas personales me fue imposible. Sin embargo, esta es una de las lecturas más gratificantes que he tenido. Ame el libro y tengo la certeza de que se ha convertido en uno de mis libros preferidos.

Elisse ha vivido toda su vida en la India, por lo que ha crecido con las costumbres de este país. Ahora ha decidido dejar todo lo que conoce atrás con un único objetivo, viajar a Estados Unidos, específicamente a New Orleans para comenzar la búsqueda de su padre, aunque con las únicas pistas que cuenta es con una carta y una fotografía que su padre le dejo al abandonarlo. Sin embargo el menor de los problemas de Elisse es enfrentarse a un nuevo país, a una nueva cultura y con un inglés que no maneja muy bien, pues desde pequeño ha sufrido de visiones que parecieran sacadas de sus peores pesadillas, pues ha descubierto que no puedo soñar al dormir por lo que aquellas terribles pesadillas no podrían ser sueños o hechos sacados de su imaginación. Ahora espera que alejándose de la India, sus pesadillas se queden atrás, pero Elisse no sabe lo equivocado que esta al pensar que varios miles de kilómetros podrán lograr que sus mayores miedos dejen de atemorizarlo.

Elisse descubrirá que New Orleans es verdaderamente un lugar mágico cuando comience a descubrir respuestas a sus interrogantes, especialmente cuando sus visiones se vuelvan mucho más tétricas, mismas que lo llevaran a conocer a Tared y a la tribu Comus Bayou, quienes lo ayudaran a recorrer el camino de la verdad cuando descubra su verdadero origen así como su misión en dicha tribu. Pero absolutamente nada será fácil cuando las personas que comienza a sentir como su propia familia se vea en peligro, pues alguien muy poderoso busca destruir a Elisse. Pronto tendrá que realizar cosas que jamás habría creído poder hacer con el único objetivo de preservar su vida y la de aquellos que ama en la pelea contra uno de los Loa más poderosos del culto vudú.

Tengo muchas cosas que contar, de hecho creo que me abstuve mucho en el pequeño resumen porque hay muchas cosas por descubrir y es genial verse sorprendidas por ellas por eso no quiero darles muchos detalles pero créanme que es mejor descubrirlos por ustedes mismos, por lo que tienen que leer este libro sí o sí. Yo quisiera meterme a detalle en esta reseña pero sé que si no me controlo terminare contándoles todo el libro.

En primera instancia la historia se ambienta en New Orleans, uno de los lugares que más amo y que más deseo conocer en el mundo, si de por si este hecho ya le suma atractivo, el hecho de que la autora incluyera la práctica del vudú le da mucho más puntos, además del hecho de que se tomó la molestia de investigar cada una de las culturas que aparecen en su libro y eso, ya es decir mucho de lo genial que es la historia y de lo mucho que es fácil adentrarte en su pluma, porque simplemente su narración es mágica, atrapante, adictiva, magnifica. Sumándole el hecho de que tenemos tribus, cambia formas, pesadillas, no sé qué más necesiten para saber que deben darle una oportunidad a este libro.

He amado absolutamente cada uno de los personajes, desde los protagonistas hasta los secundarios y que decir de los villanos, hace demasiado tiempo que un villano no me infundía tanto temor como el señor del Sabbath y sus seguidores. Es realmente genial la forma en que la autora ha logrado crear una cantidad considerable de personajes, donde cada uno tiene importancia y cierto protagonismo, donde ninguno está de sobra y donde todos te conquistan, pues cada uno de ellos te aporta algo en la historia para juntar las piezas de un extraordinario rompecabezas.

Otra de las cosas que me conquistaron fueron las visiones de Elisse, son tan aterradoras que logras entender porque le causan tanto temor, los detalles son sensacionales. La forma en que descubre sus orígenes y la realidad detrás de la tribu esta tan bien elaborada que es una más de las cosas que tanto te maravillan en este libro. Las criaturas que se nos presentan son fenomenales, los errantes, los loa, los ancestros cada uno de ellos son ingredientes extraordinarios en esta historia, la verdad es que hay tantas cosas positivas que es verdaderamente difícil no amar este libro.

Solo he encontrado un pequeño detalle que no ha sido de mi desagrado pero que si sería lo único “negativo” que puedo encontrarle al libro, y es que algunas veces uno de los narradores nos confunde un poco pues no sabes de que personaje habla, aunque quizás solo fue algo que mi cerebro no podía procesar pero si, en ocasiones esto me dificultaba el  poder continuar pero es lo único malo que le veo.  Además de que espero poder saber más sobre el mentor de Elisse, aquel que lo cuido desde pequeño y que prácticamente le salvo la vida, también creo que aún sigo intentando descubrir cuál es el espíritu que vigila tanto de nuestros personajes ese mismo que a veces me complicada el saber de quien hablaba o a quien se dirigía. Y si bien podrán recordar que en varias ocasiones he dicho que las palabras anti sonantes no son de mi predilección, pues aquí aparecen en un par de ocasiones pero no sé si es porque están bien justificadas, o son bien incluidas en la historia que para nada me molestaron, todo un milagro.

Es momento de comenzar con los personajes, advierto que me explayare un poco,  una disculpa por los inconvenientes. Elisse, nuestro protagonista es amor puro, busca enmendar las cosas malas que ha hecho en el pasado con el único objetivo de sobrevivir, tiene este sentimiento de encontrar a su padre porque toda su vida  ha deseado conocerlo, es un chico que lucha por comprender lo que le sucede, por descubrir la razón de sus visiones o pesadillas y que cuando logra entenderlo, se centra en querer saber más, en indagar para poder usar su don para el bien y sobre todo, para beneficio de aquellos que considera su familia, puedo decir que Elisse es el personaje con el que más me identifique. Tared, OMG, Tared, es tan pero tan genial que es imposible no enamorarse de él aunque hay momentos que logras odiarlo, es un chico tan leal que está dispuesto a dar prácticamente su vida por aquellos a quienes ama, tiene una personalidad y actitud realmente encantadoras y sobre todo, ese papel de líder que desempeña a mi parecer lo hace a la perfección.

Otro de mis favoritos es Julien, lo siento Mariana pero necesito un libro de Julien, es que es tan simpático y con un sentido del humor que te derrite, que sin lugar a dudas se ha robado mi corazón. Mamá Tallulah es un personaje tan tierno, adorable, amable, amoroso que he visto en pocas historias, es genial y tan sabia, que dios me encanto y no saben cuánto sufrí con lo que le sucede. El señor del Sabbath es tan imponente, con un porte tan tenebroso que terminas amándolo y odiando por igual, pero eso sí, el temor que infunde es del temor respetable, que te hace saber que tienes ante ti un buen antagónico creado formidablemente de pies a cabeza. ¿Qué decir de los ancestros? Son sumamente extraordinarios, si bien las leyendas no son un personaje como tal, creo que podrían considerarse por la importancia que tienen. Debo confesar que en un comienzo pensé que los miembros de la tribu serían los villanos.

Eso sí, me declara eterna y fiel fan de Team Talisse, ese final, por dios, tengo que saber cómo continúan las cosas porque quede tan en shock como Elisse al saber ese secreto que Tared no escondió a la perfección.


“Con el tiempo me convencí de que si mis pesadillas me iban a asaltar estando despierto, por lo menos mi cerebro se esforzaría por dejarme descansar en cuanto caía rendido en la cama”.

“Si bien yo era muy pequeño en aquel entonces, dicen que los eventos más traumatizantes se quedan bastantes frescos en la memoria”.

“Aprieto mi cara entre mis palmas y me reprendo una y otra vez por ser tan estúpido. ¿Cómo pude creer que si cruzaba medio planeta, iba a poder escapar de mis pesadillas?... Acabo de descubrir que me las he llevado encarnadas en la espalda, junto con el tortuoso pasado del que estoy intentando escapar”.

“Como si el muchacho, más que un humano, fuese un presagio oscuro de lo que le depara a esta tierra bendecida por los espíritus”.

“Sé que no tengo necesidad de ocultarme de ti o del hombre que te acompaña. Ya que mi presencia es solamente el eco de un mudo susurro, pero hay viejos hábitos que no me gusta olvidar”.

“Sacas de la guantera un largo cuchillo repleto de dientes junto con una bolsa de plástico, de esas que con tristeza veo nadar en los ríos como anémonas fantasmas”.

“¡Pobre de mi niña! Pareciera que sin importar cuantos cadáveres desfilen frente a tus ojos de niebla, nunca vas a poder acostumbrarte a la sangre y las vísceras”.

“Una lengua que habla sin propósito no merece ser escuchada”.

“Crecí rodeado de budistas, monjes y aprendices que practicaban una de las religiones más dulces de la tierra, pero aun así nunca me sentí parte de ese mundo. Admire sus hábitos y su filosofía, pero tampoco he podido ser exactamente un ejemplo de paciencia y contemplación; tiendo a ser un tanto desobediente y a decir palabrotas más veces de las que debería, pero más allá de eso, creo que mi corazón –o mi lógica- nunca fue capaz de aceptar una fe.
Hay algo que no acabo de entender, tanto de las religiones como de mí mismo, que no me deja abrazarme al consuelo de que hay seres invisibles y piadosos allá afuera, observándonos y cuidándonos.
Porque ninguna de las criaturas “invisibles” que yo conozco son misericordiosas. Ni por asomo”.

“A veces me pregunto si los monjes budistas no serán en realidad alguna especie de traficantes organizados, con eso de que hay tantos esparcidos por el mundo y todos parecen conocerse tan bien”.

“Llámenlo soledad o desesperación, pero a veces el mundo tiene que tratarte de la peor manera para hacerte anhelar lo mejor que existe en él”.

“Tan solo espero que, lo que sea que me depare en este lugar, no sea peor que los demonios que me he traído en los bolsillos”.

“Pero, muchacho, ¿Quién te manda a ser tan pulcro en una ciudad en donde hasta los muertos se tienen que levantar las faldas para no mojarse?”.

“La rabia parece querer dominarte. A veces me gustaría sentir un poco de lastima por ti, por lo fácil que es romper tu calma, pero si llegáramos a conocernos, creo que mis sentimientos no harían otra cosa que ofenderte”.

“Pero dicen que es mejor hacerse el ciego que parecer un loco”.

“La hermosa vía está flanqueada por antiguas casonas –ahora convertidas en hoteles, tiendas y bares-, cuyos elaborados balcones de hierro están atiborrados de luces anaranjadas y calabazas que han infectado la piel de la ciudad, formando una pasarela para todo tipo de rarezas que van de un lado a otro pidiendo dulces a cambio de perdonar tretas.
La situación me parece de lo más peculiar, aunque estoy seguro de que aun si la calle estuviese desierta y sin una sola calabaza, la belleza del célebre Barrio Francés seguiría fascinándome. Es un lugar perdido entre lo antiguo de sus casas y lo extravagante de su gente”.

“Me gusta esta ciudad. Mucho. Es extraña y tiene una especie de misticismo oscuro muy distinto al de la India que me atrae demasiado. Es difícil explicarlo. Rodeado de conceptos supersticiosos y leyendas provenientes de la cultura india y tibetana, termine temiendo demasiado a las sombras. Pero esas sombras aquí, en NOLA, son parte de la vida cotidiana, cosa que me hace sentir cómodo de una forma inquietante. La gente se pasea de un lado a otro con trajes cada vez más y más extravagantes, como si todos mis demonios bebiesen botellas de bourbon en los bares como personas normales”.

“Vudú, saboreo la palabra en mi lengua, la cual me recuerda a la madera, al aroma del humo que brota de esta cuando se quema.  Sé que la religión vudú forma parte íntima de Nueva Orleans, al menos eso fue lo que leí, pero no sé a ciencia cierta en que consiste tal cosa.
Por pura curiosidad, dejo atrás el muñeco y me acerco a la ventana del escaparate para ver de cerca los objetos en venta. Una larga hilera de diminutas y negruzcas cabezas humanas cuelga ante mis ojos, enganchadas de un cable como si se tratasen de luces navideñas. Algunas tienen los ojos y la boca cosidos, lo que les da un aspecto repulsivo.
Cráneos de diversos animales me miran detrás del cristal, acompañados de frascos con polvos multicolores, bolsas con hierbas,  muñecos de caras cadavéricas, huesos, veladoras y cosas que solamente me habría imaginado en alguno de mis siniestros “sueños”.
Es extraño. El ver estas rarezas siendo ofrecidas como juguetes casi inofensivos me conforta. Al parecer aquí es común comerciar con huesos, muñecos alfileteros y criaturas deformes, como si el vudú vendiera mis pesadillas y la gente las comprase cual si fuesen verduras. Esta Nueva Orleans pagana tiene un folklor que hace que mi pecho se infle de entusiasmo, a lo que termino por preguntarme si al fin he perdido la cabeza”.

“Tiemblo de miedo y rabia al darme cuenta de que, por más veces que esas cosas se me aparezcan, ya sea en pleno día o en lo más profundo de la noche, nunca puedo soportar su presencia.
Mis pesadillas viene, toman una forma grotesca y me torturan con su pestilente olor y sus macabros susurros para después desaparecer tan rápido como llegan, dejándome como único consuelo que, hasta ahora, jamás me han tocado; como si solo se alimentasen del miedo que provocan en mí.
Después de tantos años, sigo esperando el día en que al fin me pueda habituar a esos demonios, pero ¿Cómo? ¿Cómo acostumbrarme a sus pútridos alientos, al rechinar de sus dientes, a los gemidos que sueltan cada vez que se acercan a mí? ¿Cómo vivir con la tortura de estar mirando cosas que nadie más puede percibir? Y peór aun, de las que nadie me puede proteger”.

“¿Será por el día de brujas, donde dicen que todos los espíritus salen al asecho? ¿O es por esta ciudad encantada que parece empezar darles fuerza a mis horripilantes demonios?”.

“Las mujeres no son animales de circo”.

“Si hay algo que me estresa es que me hagan demasiadas preguntas”.

“No me atrevo a decirle a Louisa que si aparento un poco de madurez es solamente eso, apariencia, porque soy bien consciente de que por dentro soy poco menos que un niño obligado a crecer demasiado pronto.
Cuando te ves en la necesidad de aprender del mundo por tu cuenta, dejas de apreciarlo con la inocencia y protección que solo una familia te puede ofrecer durante la niñez. Y si tienes la suerte de ver las cosas con más frialdad que ira, te pones a aprender todo lo que puedes, para que nada te tome desprevenido. Para que nada te impida sobrevivir, pero eso no me ha convertido en un adulto, ni por asomo”.

“Los libros te abren muchas puertas, ¿No? Creo que por eso eres tan listo”.

“No me gusta hablar de mi”.

“Las clínicas no son precisamente el lugar más feliz en la tierra para mí.
No le temía a las agujas, a las muestras de sangre o a desnudarme en una fría cama en espera de que me examinaran; le temía a que encontraran en mi cosas mucho peores que una enfermedad física”.

“-Terrores nocturnos… -susurro el nombre de mi mentira perfecta. Cuando ves cosas que nadie más puede, cuando escuchas voces en medio de la oscuridad y empiezas a correr como loco a mitad de la noche, el aparentar ser normal no es nada fácil”.

“Detesto mentir, pero no sé qué otra cosa hacer para justificar mi problema y aparentar ser un poco más normal”.

“Siempre quiero creer que todas estas pesadillas son solo eso, pesadillas, y que, como cualquier sueño, van a terminar algún día. Pero a fin de cuentas, acabo dándole la cara a una realidad de la que cada vez me cuesta más escapar”.

“Dicen que cuando estas al borde de la muerte pocas cosas te preocupan. Eso o enloqueces, y yo creo que estoy tambaleándome entre ambas cosas”.

“¡Que ardan, que ardan las brujas” –grita el, comenzando a bailar frente a mí de forma frenética y obscena”.

“Detesto, detesto mentir, pero creo que detesto más la idea de terminar en un hospital psiquiátrico”.

“Me sentía feliz porque había comenzado a ganarme mi propio dinero, pero a cambio tuve que dejar la escuela, cosa que me dejo una amarga sensación en el pecho y un hambre latente por leer todo lo que tuviese a mi alcance, de aprender la mayor cantidad de palabras posibles, de adquirir todos los conocimientos que pudiera solamente para llenar un vacío en el corazón.
Obtuve el dinero para viajar a los Estados Unidos, pero nunca pude aspirar a ser alguien en la vida. Ni un científico ni un maestro ni un doctor… Nada”.

“Estoy tan harto. Harto de tener miedo todo el tiempo, harto de sobresaltarme a cada ruido que me perturba por las noches, harto de no poder tener una jodida vida normal como la de cualquier persona”.

“Déjame explicarte algo acerca del vudú, muchacho. Es la fuerza más poderosa de la tierra para conseguir favores”.

“Y es que, a estas alturas, ya no sé a quién rayos temerle más: a los animales, a los demonios o a la gente”.

“Tenso la mandíbula y enderezo la espalda, porque si algo aprendí en las calles es que mientras más temeroso te veas, más probabilidad hay de que te ataquen”.

“Una vez me dijeron que nuestros miedos se fundamentan en el hecho de que no comprendemos aquello a lo que tememos…”.

“Estoy consciente de lo que sea que quiera mostrarme no puede ser peor que mis demonios, peor que la angustiante incertidumbre de no saber qué es lo que pasa conmigo”.

“Más que entender lo que me ocurre, quiero terminar con todo este horror, quiero conocer por fin que se siente dormir tranquilo por las noches y vivir en paz durante el día… pero debo ser realista. Tal vez las cosas no mejoren. Tal vez se pongan mucho peor”.

“Definitivamente, es como el abuelo Muata. Pero sin lo feo”.

“La única vez que lo hice, aquella persona a la que le dije lo que había visto no solo no me creyó, sino que me abofeteo, como queriendo hacerme reaccionar de una locura que, ahora estoy seguro, no padecía. Me dijo que solo eran alucinaciones y que si iba contando esas cosas por allí creerían que estaba endemoniado.
En una sociedad tan supersticiosa como en la que vivía no era difícil pensar ese tipo de cosas, por ende, guarde silencio por años a pesar de que me parecía injusto y estúpido.
No me creerían eso de que veía demonios, pero sí que yo podía estar poseído por uno.
Desde entonces, supe que el mundo era el que estaba loco y en que mentir sería la única manera en la que podría encajar en aquella realidad absurda”.

“Somos Errantes.
Ni humanos ni animales, sino algo que se ha quedado en medio de ambos, algo que mora entre las dos especies de criaturas. Nuestro lado humano nos predomina para pasar desapercibidos entre los hombres, pero nuestro lado animal nos otorga la capacidad de transformarnos en bestias; en auténticos hijos de la naturaleza”.

“¿Sustituirlo? Caray, pero si con ver una sombra me espanto. ¿Qué se supone que debo hacer? ¿Comenzar a tomar el té con los monstruos de mil brazos?”.

“Toda mi vida he tenido la apariencia de una chica; eso ha provocado prejuicios, repugnancia y rechazo en una gran cantidad de personas, cosa que ha alimentado en gran medida mi soledad. Pero jamás me avergonzare de que me comparen con una mujer, puesto que no hay nada denigrante en ser una”.

“No voy a negar que soy de carne y hueso, pero el sexo o el romance nunca han sido mi prioridad”.

“Con esas palabras yo ya me estaba esperando de todo, desde tambores y taparrabos hasta festines de sangre”.

“Ella me abrazo y me dijo que no había criatura más solitaria que aquella que no conocía el amor de una madre, así que estaba feliz de que yo ya no estuviera solo”.

“Crecí sin una madre, pero de pronto, aquí en la hechicera Nueva Orleans, me había ganado dos sin saber si realmente las merecía”.

“No creo que no quiera contar como ha sido su papel, más bien sabe que la historia se escribe por si misma a través de la lengua de sus guerreros”.

“Pareciera ser sencillo el solo decir que has acabado con algo mitad animal, pero no es verdad. No puedo pensar así de criaturas que son como mis hermanos, que son como yo, que sienten y razonan, y cuyas vidas son igual de importantes que las de un ser humano”.

“Nadie es capaz de traer a la vida lo que ya no la tiene”.

“A nadie le gustan los ladrones. Sin importar los pequeños  que hayan sido tus robos o los motivos que te llevaron a hacerlo, si le confiesas a alguien que te dedicabas a robar, como mínimo dejara de confiar en ti y, con el tiempo, comenzara a arrugar la nariz al verte y a guardar todo lo que tenga al alcance para que no pases si quiera la mirada sobre sus cosas. Después, empezar a odiarte se volverá muy fácil”.

“La naturaleza funciona de acuerdo a un equilibrio que pocas veces el humano es capaz de comprender, menos aún imitar. ¿Te imaginas lo que pasaría si todas las especies fueran depredadores? Cuando un errante entiende el delicado papel que desarrolla dentro de una tribu, por más o menos hábil que sea, se vuelve igual de importante que los demás. Aquí no existen alfas, ni elegidos, ni realeza. Nadie merece ser más o menos protegido por el resto de nosotros. El liderazgo que Padre Trueno y yo llevamos es una mera formalidad para tomar decisiones, pero no somos más importantes o valiosos que ustedes bajo ningún sentido. Todos somos partes del Atrapasueños, Elisse, por ende, todos ayudamos a mantenerlo cerrado, firme y funcional”.

“Es que tengo tanto miedo de volver a estar solo que la simple idea me hace caer en pedazos”.

“Los muertos también pueden quedar atrapados en el plano humano, creando aquello a lo que llamamos “fantasmas”. A veces se quedan aquí debido a que el final de sus días fue repentino o confuso; es difícil saber a dónde ir si nunca te has dado cuenta de que estas muerto”.

“Y nada le duele más a una madre que ver a su hijo desolado”.

“Siento deseos de llorar, pero los empujo al fondo de mi vientre, justo donde siempre entierro todo sentimiento que amenaza con romperme”.

“Me siento tan frágil como la superficie del agua, como si la más pequeña cosa fuese capaz de hacerme polvo ahora mismo”.

“El mito de los zombis se originó gracias a las leyendas vudú haitianas y, si no mal recuerdo, son una de las criaturas que los brujos se desviven por invocar cuando se amparan de los poderes de Barón Samedi”.

“Me importaría una mierda destrozarme el brazo. Todo lo que era valioso para mi pereció allá afuera, por ende, el sufrimiento físico es apenas un cosquilleo comparado con lo jodido que estoy por dentro. Mi cabeza es bombardeada por tantas dudas, tanto dolor e impotencia que me dan unas ganas tremendas de azotarla contra la pared una y otra vez hasta desmayarme. Quiero llorar, quiero deshacerme a borbotones, quiero arrancarme la piel, los cabellos, los ojos… Pero me limito a morderme los labios”.

“Instinto. Mi familia no es importante. Lo es todo. Está en mi instinto protegerla sin importar lo que me cueste”.

“Las mejillas se me humedecen de nuevo y comienzo a hipear, azotándome la cara con las manos para tratar de detener el torrente de dolor que se desliza por ella, intentando por todos los medios reemplazar la tristeza por la ira, el luto por la venganza, y todo a la brevedad posible… porque también soy consciente de que tiempo es lo último que tengo. Me obligo a mí mismo a ser fuerte, a componerme”.

“No sé si puedo culparlo por ser de esta manera, de reaccionar de formas tan violentas para anteponerse a una especie de dolor que se esconde bajo su piel”.

“Pues para ser un dios, tiene tendencias bastante humanas. Y todo lo humano se acaba tarde o temprano ¡Todo!”.

“Cuando era pequeño, más que las enseñanzas budistas que me fueron impartidas, el hambre y la miseria me ayudaron a sepultar un montón de emociones negativas en el abismo de mi ser, ya que me propuse nunca perder la esperanza en la gente. Me forcé a mí mismo a creer en que había gentileza en cada corazón humano, que el mundo aún estaba plagado de bondad”.

“Perder mi fe en la humanidad era un lujo que no me podía dar, y no por la pureza de mi corazón.
Era solo porque necesitaba sobrevivir”.

“Siento un odio. Un odio espantoso, tan hambriento que me devora las entrañas y las hace pedazos junto con mi espíritu”.

“Horrorizado ante mis propios pensamientos repletos de una maldad que no me conocía capaz de conocer”.

“Me repito una y otra vez que mi propósito no es matar a nadie. Que matar no es heroico o admirable; es un acto obsceno, y no me va a devolver a quienes ya perdí gracias a la maldad”.

“No soy un asesino. Y el único motivo por el que estoy dispuesto a pelear es para no perderlos a ellos, mi familia, a las personas a las que me aferro y por las cuales estaría dispuesto a dar hasta mi propia vida si a cambio puedo ponerlos a salvo”.

“La voz de mi cabeza, la ira en mi estómago, el dolor en mi corazón, todo es reemplazado por una frágil coraza de valor”.

“La confusión sigue dominando tu espíritu, ya que parece ser que no tienes idea de cómo controlar la marea de emociones que están a punto de ahogarte. Y es que, en todos los años que tienes siendo el guía de tu tribu, nunca te habías tenido que enfrentar a una prueba tan dura: soportar el doloroso luto de tus seres queridos junto con la vergüenza de admitir que te habías equivocado, y todo sin romper tu imagen de fuerza. Porque si un líder no puede demostrar entereza aun en las más difíciles situaciones, ¿entonces para que habías aceptado volverte el líder de Comus Bayou?”.

“Es curioso. Si uno presta atención, puede escuchar a la gente sonreír”.

“Él es tan distinto, tan diferente al horror que me inspira Barón Samedi, que prueba que los Loa pueden ser gentiles, amorosos, seres que contemplan la vida de los mortales como un precioso tesoro, que no son como el espectro que destrozo mi cuerpo, mi espíritu y a mi familia”.

“-¿Estás cansado de luchar? –me pregunta con gentileza.
-Ni siquiera sé de donde saque fuerzas para seguir vivo –respondo, atormentado tanto por todas las cosas que acabo de descubrir como las que todavía me faltan por entender”.

“Y si tú, la única criatura en este mundo que inspira tanto horror al mismísimo Loa de la muerte, te das por vencido, ¿Qué nos queda por hacer a los demás?”.

“Lo haces por la gente a la que amas. Eres más valiente de lo que crees, Elisse, porque a pesar de que sientes miedo, tu lealtad y tu sentido de sacrificio siempre te hacen dar un paso adelante. Y vencer a la muerte no es solo sobrevivir; también se trata de decidir, por uno mismo, los motivos por los cuales enfrentarse a ella”.

“Quien diría que sería tan divertido verte siendo acusado por crímenes que no cometiste, ver como toda tu gente te daba la espalda sin siquiera darte oportunidad de probar tu inocencia. Humanos, errantes, todos son muy crueles, ¿verdad?”.

“La esperanza fue lo que me hizo abandonar todo; lo que conocía, lo que me hacía sentir seguro, incluso lo que yo mismo era.  A cambio, encontré la verdad sobre mis pesadillas, sobre mi naturaleza, la verdad sobre la humanidad misma y sus misterios.
No me arrepiento del miedo que sentí, del dolor que tuve que aguantar, tanto físico como emocional, porque todo eso estuvo plagado de actos de amor, tanto míos como de la gente que comenzó a quererme. Un amor que tuvo fallas, que tuvo caídas y pérdidas, un amor doloroso y lacerante que, a fin de cuentas me mantuvo con vida a toda costa.
Y tal vez, de lo único que me arrepiento, es de no tener la certeza de que es lo que me espera. Ni de lo que soy capaz de hacer ahora que sé que no soy un errante, ni un humano.
Ahora sé que soy… un monstruo”.


Es un libro con el que llore, reí, sufrí, temí, como no lo hacía con ningún otro desde hace mucho tiempo. Tiene momentos divertidos, súper divertidos, así como momentos que te quitan el aliento y hacen que el miedo inunde tu interior. No saben lo orgullosa que estoy de que la autora sea mexicana, es realmente gratificante encontrar alguien que ha hecho una maravilla con su imaginación y sobre todo, que hemos tenido la suerte de que haya decidido compartirlo con nosotros. Es en estos momentos en que me pregunto, ¿Qué pensaran las editoriales a no darle una oportunidad a libros tan geniales?, desconozco si Mariana Palova envió su escrito a alguna, pero con tantos libros de Booktubers que nos inundad y de personas famosas que dudo que hayan leído un libro en su vida, la editoriales deberían recapacitar y darse cuenta que necesitamos que libros como los de Mariana sean conocidos por todo el mundo, pues es una historia que vale la pena de principio a fin, yo no quería parar de leer y si tarde más de lo que esperaba en terminarlo, fue porque desgraciadamente he tenido problemas con mi laptop que me lo impidieron pero estoy segura de que tener las herramientas y el tiempo necesario, hubiera sido un libro que habría devorado en un día.

Gracias Mariana por darme la  oportunidad y el honor de leer esta historia inolvidable, gracias por demostrar que no necesitas miles de momentos eróticos y escenas sexuales para lograr una historia sumamente memorable, exquisita y en pocas palabras, perfecta. Muchísimas gracias por darnos unos personajes de en sueño, pero sobre todo gracias por buscar conseguir tu sueño y querer compartirlo con nosotros, no sabes las ganas exorbitantes que tengo por leer el segundo libro.  Espero tener la oportunidad de seguir leyendo más de tu trabajo. Que bien se siente hacer una reseña que te salga tan fácil por lo mucho que has amado el libro.

Veredicto:

En una sola pregunta, ¿Qué esperan para correr y comprar este libro? Es de esas historias que tienes que leer si o si en tu vida y si es más temprano que tarde mucho mejor. Créanme cuando les digo con el corazón en la mano que no se arrepentirán y que estoy segura de que terminaran amando a cada uno de los personajes pero sobre todo, que estarán ansiosos de seguir leyendo más de esta historia pero también, mucho más de Mariana Palova.


Sobre la escritora: 
Artista visual, diseñadora gráfica y alquimista entusiasta. Amante de la naturaleza, el misticismo, las artes ocultas, la música folk y las bebidas energéticas. Siembro estrellas y cosecho lunas. Y me gusta escribir sobre ello. Comencé a crear obras de arte a los diecisiete años, pero he escrito desde los trece, por lo que se puede decir que he vuelto a mi primera pasión. En el 2015, decidí dar un paso fuera de mi área artística para perseguir mi sueño de ser escritora. La Nación de las Bestias es mi primera saga.

Summer

13 comentarios:

  1. Hola ^-^
    No conocía este libro pero lo has pintando tan bien que me ha entrado muchísima curiosidad y ahora me muero de ganas por leerlo.
    Me lo llevo apuntado y a ver si lo puedo conseguir pronto.
    Un beso enorme :D

    ResponderEliminar
  2. hola,
    no es mi estilo de lectura pero es el que le encanta a mi hermana y ahora que va a ser su cumple ya se lo que le voy a regalar :) Gracias por la reseña

    besotes

    ResponderEliminar
  3. Hola! No sabia nada de esta historia pero la verdad es que tiene muy buena pinta con todo lo que nos has contado. Me lo llevo anotado a ver si pronto lo puedo leer.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. No conocia este libro y la verdad es que tiene muy buena pinta. Me lo apunto pero para mas adelante que eso que sea primera parte de saga sin saber cuantos son me tira un poco para atras.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    No conocía este libro. Gracias por enseñármelo, ya que tiene una pinta estupenda. Me lo llevo apuntado para mis futuras lecturas.
    Me alegro que te haya gustado tanto el libro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola!!!!
    últimamente he leído muchas reseñas de este libro, además de que en grupos con amigos que les gusta la lectura, han hablado maravillas de este libro, sin embargo, no sé aún si leerlo o no. Me gusta tu reseña, pero estoy en el limbo de leerlo o no, si o no, no o si jajaja, espero se me pase pronto mi indecisión jajaja saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Es la primera vez que escucho sobre esta historia y con su portada ya me tenía intrigada porque me parece realmente mística. Al leer la sinopsis y tu opinión tan positiva pues me ha generado muchísimo interés, que sin dudas me animaré a darle una oportunidad.
    Gracias por la reseña.
    ßƐS❤S

    ResponderEliminar
  8. Whoa. Ya por la sinopsis y lo primero que contás, estaba prácticamente vendido. Es decir, tiene todo para gustarme. Pero después de esta reseñaza... No cabe más que esperar tener una oportunidad de leerlo!
    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. ¡Holaaa! Ahh, qué padre que te haya gustado tanto el libro, se súper nota cómo te ha cautivado por completo la historia, y uff, ya me estoy arrepintiendo de no haberme sumado a la lectura conjunta, uff, qué mal plan. Pero bueno, me llama mucho eso de las culturas, me fascinan pero he estudiado muy pocas, la cultura vudú es súper fascinante y profunda, y ay, que la hayan puesto tan bien, me está llamando <3 oh, y la india que es tan rica en cultura, uff, sí sí, luego los misterios, y esos personajes que has amado, ay, voy a tener que estar al pendiente en cuanto pueda para conseguirlo :D
    ¡Beesitos! :3

    ResponderEliminar
  10. Holaa
    Me llama mucho la atención, tiene muy buena pinta, espero leerlo pronto y disfrutarlo tanto como tu
    BESOS!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    Por tu reseña veo que es un buen libro, me lo apunto ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola!!! espero poder encontrarlo .me encantó la reseña me encanta esa temática 😁😁😁 saludos.😘

    ResponderEliminar